Ovejas y dragones

dragones y ovejasUn pequeño pensamiento:

Nosotros, los seguidores de una doctrina bajo un interés espiritual  nos llamamos a nosotros mismos ovejas pero debemos estar muy atentos a los intereses terrenales y carnales de los que toman el control como líderes.El hecho de ser ovejas no nos obliga a estar con la cabeza gacha y aceptar todas las órdenes por compromiso, sino más bien debemos de razonar y ver bien a quien estamos siguiendo.